JOSÉ MARÍA MEDINA.POETA.”ENTENTE CON LA EXISTENCIA”

JOSÉ MARÍA MEDINA ESTEBAN.POETA.

José María Medina Esteban,nació el 27 de junio de 1961 en la localidad de Almazán,perteneciente a la provincia de Soria (Castilla y León).Recibe sus primeras letras en la escuela elemental de Santa María.Siendo aún niño se percata y mantiene una entente con su existencia,a la vez que destaca en diversas materias y actividades,que no termina de catalizar debidamente.José María Medina lleva  desde el año 2003,año en el que se le realizó un tratamiento para sus piernas,mediante ejercicios,y sus buenos pronósticos,le salvaron de la imposibilidad de andar.Actualmente se dedica a la poesía,literatura en general,fotografía,al estudio de textos científicos.Intentando ser una persona de ejemplo,de dedicación y creación a cualquier nivel que le facilitan las técnicas de la imagen y la comunicación (materias de máximo conocimiento).

English: Church of Saint Julián y Saint Basili...
English: Church of Saint Julián y Saint Basilisa in Rebolledo de la Torre (Burgos, Castile and León). Español: Iglesia de San Julián y Santa Basilisa en Rebolledo de la Torre (Burgos, Castilla y León). (Photo credit: Wikipedia)

English: Church of Saint Julián y Saint Basilisa in Rebolledo de la Torre (Burgos, Castile and León). Español: Iglesia de San Julián y Santa Basilisa en Rebolledo de la Torre (Burgos, Castilla y León). (Photo credit: Wikipedia)

ALGUNOS POEMAS DE JOSÉ MARÍA MEDINA

LÍMPIA Y PURA

La cuidad está sola,me protejo,

me visto,revestida de hormigón

El agua freática no me supo bien,

confesado quedé…aunque fuera por desagues franceses,

y los hubiera mamado con demasiada desazón…fuerza y…demasía.

…………………………..

El agua de Icebergs…

Idea materializada dió vueltas relampagueantes,

de noche pensé en la técnica,

hacerlos cuadraditos idénticos

que irían allá,agua nueva a África…

……………………………………………………………

Te reservo mi mente para no herirte…

te hice daño  y nunca conseguiré la paz que ya tengo.

Aunque hiciera una osmosis total esta fue inversada,

para luchar por la verdadera forma solapada…

…………………………………………………………………………..

Ahora sólo soy el agua,

lo demás por añadidura,

problemas,cansancio,preocupaciones,

sabiendo irremediablemente lo que me impongo y …

me obligan mis faenas malas,torpes desaveniencias,

cuando me preguntas y yo te enseño,

además en serio me hablas de la guerra

la guerra que nunca llegó y se dieron golpes…

……………………………….

De lujo vivo,dedicado a mi talento.

La naturaleza es libre…

Quiero confesar hasta la última gota,que me gustaría beber…

Como hasta y tanto,ver tu bella gota de agua que oigo…

y lo demás es roca granítica,

que despojo de hierbas,deshago el terreno con un tractor,

persona enervada,llana,tranquilo mediodía al sol.

Concienciado quedé tumbado para la eternidad,

la mujer pasó ya,todo lo demás es historia.

English: Fuentes Carrionas lagoon, and behind ...
English: Fuentes Carrionas lagoon, and behind it, Curavacas (Palencia, Castile and León). Español: Laguna de Fuentes Carrionas, y detrás de ella, el Curavacas (Palencia, Castilla y León) (Photo credit: Wikipedia)

English: Fuentes Carrionas lagoon, and behind it, Curavacas (Palencia, Castile and León). Español: Laguna de Fuentes Carrionas, y detrás de ella, el Curavacas (Palencia, Castilla y León) (Photo credit: Wikipedia)

SOY DIFERENTE

Yo soy diferente,

no escabroso,diferente,

de niño ojeé y descubrí la vida y la ontología llegó pronto,

en el pueblo y en la escuela el ser era lo salvable.

…………………………

Las estaciones,los trenes,la poesía,las palabras,

los camiones del desconocimiento,

distinguía desde el balcón y los cristales de sangre…

……………………………………..

En esta tierra morena y rubia de impíos,

que tan buena fe de iglesia me dió en la loca vida,no surge la práctica,

Vivo al margen de la resolución difícil de la existencia,

pero respetando a Dios y sus consecuencias serias.

………………………………………………………………..

A mi,la justicia,lo social y demás durezas; recargo e intento

no sufrir terriblemente lo que nos ha dado Dios,

ni ya me quedan filosofías,

no soporto los acuerdos,solamente

el dolor,que a veces nos llega

aplacándolo con medicinas siempre,para siempre,

sinopsis de una persona ante las personas,

ya decía yo coetaneo,y luego la vida…

……………………………………………………………………………………

Yo soy diferente…

y un día fui único.

En el momento este a modo presente,como punto de inflexión,

no puedo profundizar hoy en todo el pozo sin fondo,

una vez más con mi existencia,

comportamiento real es mimetismo social

de gran embergadura,

como es la antología de cada ser,esto es la verdad!

En la perfección de Dios,lo ontológico,

que religiosamente y filosóficamente,

tenemos en seguridad y práctica,

avanzamos rápida y enigmáticamente,

a todo punto de partida,”El presente“,

en el que nos encontramos todos!

mentalmente mejores,más amables,

cognitivos y resolutivos…

………………………………..

El niño finalmente es entendido realmente,

por lo tanto mi inteligencia,es real,vivaz ,

meramente prudente y pragmático,es bueno.

Santa María-Medina de Rioseco
Santa María-Medina de Rioseco (Photo credit: Phitophylic)

Santa María-Medina de Rioseco (Photo credit: Phitophylic)

Related articles

DESVELO,POEMAS DE GILBERTO OWEN

La noche es para mí
La noche es para mí (Photo credit: Wikipedia)

La noche es para mí (Photo credit: Wikipedia)

 

Ella goes to the doctor
Ella goes to the doctor (Photo credit: happykatie)

Ella goes to the doctor (Photo credit: happykatie)

 

Ella
Ella (Photo credit: david-emil)

Ella (Photo credit: david-emil)

 

 

Niños limpiabotas (Iraq, Basora, abril 2002)Niños limpiabotas (Iraq, Basora, abril 2002) (Photo credit: taimambi)

 

 

 

GILBERTO OWEN

 

 

1. PUREZA

 

¿Nada de amor -¡de nada!- para mí?
Yo buscaba la frase con relieve, la palabra
hecha carne de alma, luz tangible,
y un rayo del sol último, en tanto hacía luz
el confuso piar de mis polluelos.

 

Ya para entonces se me había vuelto
el diálogo monólogo,
y el río, Amor -el río: espejo que anda-,
llevaba mi mirada al mar sin mí.

 

¡Qué puro eco tuyo, de tu grito
hundido en el ocaso, Amor, la luna,
espejito celeste, poesía!

 

 

2. CANCIÓN

 

De la última estrella
a la primera
fue para oler las rosas.

 

Vuelta, al revés, del mundo,
abierta la memoria
de la primera estrella
a ti -mujer, idea-,
¿hasta cuándo la última?

 

 

3. LA NOCHE, QUE ME ESPÍA POR EL OJO…

 

La noche, que me espía por el ojo
de la cerradura del sueño,
gotea estrellas de ruidos inconexos.
¿Para qué este hilo de aire con ecos?
Ya ningún lápiz raya mi memoria
con el número de ningún teléfono.

 

Mi mensaje cae conmigo
sin mis miradas, cuerdas de un trapecio
suspendido, otros días,
de mi cabeza sobre el cielo.

 

Y nadie inventa aún al inalámbrico
una aplicación para esto:
uno puede caer cien siglos
-sin una honda agua de sueño,
sin la red salvavidas de una antena-
al silencio.

 

 

4. EL AGUA, ENTRE LOS ÁLAMOS…

 

El agua, entre los álamos,
pinta la hora, no el paisaje;
su rostro desleído entre las manos
copia un aroma, un eco…
(Colgaron al revés
ese cromo borroso de la charca,
con su noche celeste tan caída
y sus álamos hacia abajo,
y yo mismo, la cabeza en el agua
y el pie en la nube negra de la orilla.)

 

Llega -¿de dónde?- el tren;
corazón -¿de quién?- alargado,
oscuro y próspero, la vía
nos lo plantea = algo
más allá del alcance de los ojos.
Terremoto: llorando demasiado
los sauces salen al camino
como mujeres aterrorizadas.
Incendio: la luna, viento frío,
arrastra el humo de las sombras
hasta detrás del horizonte.

 

En el bosque, con tantos mármoles,
no queda sitio ya para las ninfas:
sólo Eco, tan menudita,
tan invisible y tan cercana.
Sólo una memoria sin nexo:
“cuéntalas bien
que las once son”.

 

Luego el castigo de la encrucijada
por el afán de haber querido
saber a dónde llevan todos los caminos:
1, al pueblo; 100, a la ciudad; 1000, al cielo;
todos de ti y ninguno a ti,
a tu centro impreciso, alma,
eje de mi abanico de miradas,
surtidor exaltado de caminos.

 

 

5. EL RECUERDO

 

Con ser tan gigantesco, el mar, y amargo,
qué delicadamente dejó escrito
-con qué línea tan dulce
y qué pensamiento tan fino,
como con olas niñas de tus años-,
en este caracol, breve, su grito.

 

6. PALABRAS

 

Sólo tu palabra,
río, deletreada,
repetida, agria.

 

Sólo las estrellas
-solas- en el agua
y despedazadas.

 

¡Ya viene la luna!
Río, despedázala,
como a tu palabra

 

el silencio, como
la noche a la amada,
río, por románticas.

 

 

7. CIUDAD

 

Alanceada por tu canal certero,
sangras chorros de luces,
martirizada piel de cocodrilo.
Grito tuyo -a esta hora amordazado
por aquella nube con luna-,
lanza en mí, traspasándome, certera,
con el recuerdo de lo que no ha sido.

 

Y yo que abrí el balcón sin sospecharlo
también, también espejo de la noche
de mi propio cuarto sin nadie:

 

estanterías de las calles
llenas de libros conocidos;
y el recuerdo que va enmarcando
sus retratos en las ventanas;
y una plaza para dormir, llovida
por el insomnio de los campanarios
-canción de cuna de los cuartos de hora-,
velándome un sueño alto, frío, eterno.

 

 

8. DESAMOR

 

¡Qué bosque -cómo oprime- tan oscuro!
Ganas de sacudir los árboles
para que caiga aquella luz
que se quedó enredada
entre las ramas últimas.

 

-Ella se quedaría, esclava,
trémula entre los dedos de Josué
detrás del horizonte, sin remedio-.

 

¡Luz de ayer, luz de ayer,
lluévete, vertical, a mi memorial
¡Rompe las rejas de los troncos,
horizontal luz de mañana!

 

 

9. ADIÓS

 

Todo este día corrió
el tren por mi pensamiento.
Toda la noche su sirena
rayará mi desvelo.

 

Y no poder imaginar
el vértice hipotético
en que se une la vía, tan lejano.
Nunca, nunca podré beber el sueño
en la confluencia amarga de su grito
y mi sollozo, siempre paralelos
y persiguiéndose,
toda la noche, en mi desvelo.

 

10. TIERRA QUE LA GUARDA AHORA…

 

Tierra que la guarda ahora
-montoncito de tierra
y un poco de savia en los árboles-.

 

Ramas sin marzo, sin viento,
metálicas, más de luna
que de árbol, casi de alma.

 

Esta vez no ha quedado nada
del día en mi mirada.
Noche demasiado lírica.

 

Ella estará aquí más presente
-viéndome completo-
que yo que la creo sólo
puñadito de tierra
y un poco de savia en los árboles.

 

11. SOLEDAD

 

Soledad imposible conmigo tan aquí
y mi memoria tan despierta.

 

Y además la plegaria
por la estrella perdida, tan sin luz,
por Blanca de Nieves, dormida
nube con luna en su ataúd de cielo,
y por el campo, ese hospiciano prófugo
que equivocó la senda y se tiró,
ya cansado, a la orilla del camino,
desesperando de llegar al pueblo.

 

Y hay también las canciones perdidas
que no se sabe nunca quien cantó;
y esta correspondencia sin palabras
de ojos a estrella, de alma a luz de luna.

 

12. ADIÓS

 

El pañuelo de espumas
del rompeolas me lloraba, ¡adiós!,
y en la noche aquel grito -aquella estrella-,
¡ven! y mi corazón que era sólo
un temblor que cantaba, en medio,
y de mi hondura, hacia la nada,
ya sin mis ojos, yo.

 

Y mi nombre escrito en la arena,
y tu ascensión, luz, lumbre, sobre el mar;
luego de allá, lejos, la onda,
de aquí, de mí, la sombra
que todo lo borraban.

 

El mar dormía
como nunca, y como si fuera
ya para siempre, sin mi alma.

 

13. EL TRANVÍA

 

A esta hora ese telegrama amarillo
ya sólo trae malas noticias:
un hombre, yo, tan agobiado…

 

¡Cómo abre -¡qué lívida!-
sus ventanas, leyéndolo, mi casa!

 

14. COROLAS DE PAPEL DE ESTAS CANCIONES…

 

Corolas de papel de estas canciones.
Se abren cuando al alba
nocturna de la lámpara
rompe a cantar ociosa
la ternura enjaulada entre los dedos.

 

Se cierran cuando Venus matutina
cae desprendida de su rama,
aún no madura y ya picoteada
por el frío del alba verdadera.

 

15. ROMANCE

 

Niño Abril me escribió de un pueblo
por completo silvestre, por completo.
Pero yo con mi sombra estaba
haciendo sube y baja
en balanza de aire, a la ventana,
y el pasado pesaba más,
y se divulgó aquella carta
al caer a pasearse al bulevar.

 

Señor policía el cielo,
yo no hice aquel verso, no,
que la estrella que veis ahogada
sola a mi espejo se cayó.

 

Camino incansable, automóvil
para poetas, siempre a cien
kilómetros, y río que se va;
el cenit viene con nosotros,
el horizonte huye sin fin.

 

Niño Abril me escribía: “En junio,
ya no flor y no fruto aún,
¿qué prefieres, el pan o el vino?”
-Yo prefiero el vino y el pan,
y ser a la vez yo y mi sombra,
y tener cabal todo el campo
en mi árbol del bulevar.

 

Señor policía el viento,
yo no ando desnudo, no.
que la sombra que veis llorando
de un sueño mío se cayó.

 

FINAL

 

Palabras oscuras, que entonces
me parecían, ¡ay! , tan claras.
Hoy me estaría aquí pensando
hasta el alba, desesperadamente,
sin arrancarles un sentido:
¡tan de otro me suenan,
tan lejanas!

 

En cambio ésta aún no modulada
que en mí dirá una voz innata,
¡qué desnuda la siento,
qué nueva aún y ya qué conocida!

 

Está en mí -y en ti, libro,
como un recién nacido en el regazo
frío de este silencio, este cadáver,
hoy, de aquellas palabras.

 

FUENTE:

 

http://zonaliteratura.com/index.php/2012/07/21/desvelo-poemas-de-gilberto-owen/

 

RELATED ARTICLES

 

 

 

VIRGINIA WOOLF : ENTRE LA DUREZA DEL GRANITO Y LO SUTIL DEL ARCO IRIS,POR MORA CORDEU

Moments of BeingMoments of Being (Photo credit: Wikipedia)

English: Bust of Leonard Woolf (* 25. November...English: Bust of Leonard Woolf (* 25. November 1880 in London; † 14. August 1969 in Rodmell, Sussex), publisher, mostly known as husband of author Virginia Woolf. At their own cottage “Monks House” Deutsch: Büste von Leonard Sidney Woolf (* 25. November 1880 in London; † 14. August 1969 in Rodmell, Sussex), Verleger, am besten bekannt als Ehemann der Schriftstellerin Virginia Woolf. Aufgestellt bei ihrem Haus “Monks House” (Photo credit: Wikipedia)

Portrait of Virginia Woolf by George Charles B...Portrait of Virginia Woolf by George Charles Beresford Deutsch: Die zwanzigjährige Virginia Woolf, fotografiert von George Charles Beresford (Photo credit: Wikipedia)

En Virginia Woolf. La vida por escrito, la escritora y periodista argentina Irene Chikiar Bauer explora la personalidad siempre enigmática y fascinante de la autora de Al faroLas olas yOrlando, con la intención de no cristalizar una personalidad -conocida hasta por los que no la leyeron- y ponerla en foco para sus lectores.

FUENTE:

http://zonaliteratura.com/index.php/2012/09/28/virginia-woolf-entre-la-dureza-del-granito-y-lo-sutil-del-arco-iris-por-mora-cordeu/

“Ella teorizó acerca de la biografía -`cada generación tiene que volver a contar las cosas`-, lo que me dio pautas de escritura; ella sostiene que una biografía es la transcripción fidedigna de una personalidad y que eso está formado por los hechos (que tiene la solidez del granito) y la personalidad (que tiene algo de lo sutil del arco iris). Desde ahí me desafía”, dice la autora.

“De joven ya había leído algunos de sus libros, como Un cuarto propio, y me llamaba la atención que esa novela escrita en 1929 tuviera resonancias en alguien de 20 -considera-. A mi generación ese libro le seguía diciendo cosas acerca de la condición de la mujer, de la mujer y el trabajo y de la mujer y la literatura”.

Siguiendo el itinerario que la condujo a escribir esta monumental biografía -más de 900 páginas editadas por Taurus-, Chikiar Bauer cuenta que en una librería encontró “una oferta de un libro que hablaba de la relación de la escritora con su hermana Vanessa”.

“Me interesó tanto que me hizo volver a sus libros y quise revisar todo, la biografía del sobrino (Quentin Bell) y un texto sobre los últimos años de su vida. Y sus textos autobiográficos, agrupados en un volumen, sus diarios y sus cartas”, enumera.

Todo esto la llevó a “una visión propia”, acerca de lo que quería transmitir y empezó a escribir “sin imaginar que iba a ser una cosa tan monumental. La idea de la cronología surge cuando a partir de la muerte del padre, ella ya tiene mucha correspondencia escrita rescatada por su amiga Violet Dickinson, que le tenía mucha fe. Pensaba que iba a hacer una genia y tenía razón”.

La primera parte del libro abarca los ancestros y la familia -que la marcan mucho- y luego, debido a la cantidad de material (cinco diarios personales, más un tomo del diario de juventud y seis de cartas) el desafío fue contar las cosas que cambiaban más que las cosas que sucedían”, define.

Jugando con las entrelíneas de todos los textos autobiográficos y la propia obra de Virginia, de alguien que no quiso ser autorreferencial -porque igual se podía hablar de lo que nos pasaba, decía- se arma el libro (que cuenta con un álbum de fotos) pergeñado por la autora de ensayos literarios sobre San Juan de la Cruz, Julio Cortázar, Felisberto Hernández y Juan L. Ortiz.

Después de la muerte de su padre (1904), un hecho determinante y que da fin a la primera parte de la biografía, se muda en poco tiempo a Bloomsbury y comienza una vida independiente.

Cada capítulo sigue año a año su vida desde que se va a vivir con sus hermanos Vanessa, Thoby y Adrian (hijos de Leslie Stephen y Julia Duckworth) y sus medio hermanos George (quien tuvo actitudes abusivas con ella) y Gerald, hijos de un anterior matrimonio de su madre). Y posteriormente su casamiento con Leonard Woolf y su intensa relación con Vita Sackville Sacks.

“Cuando fallece Thoby, es algo terrible, porque todavía representaba la tradición patriarcal, y las hermanas (Virginia y Vanessa) quedan libres, con mucha vocación de libertad. Se mudan de barrio y dejan atrás la era victoriana”, apunta la biógrafa.

A la gran riqueza documental sobre su vida, se suma el mito, la figura icónica acerca de ella. “La famosa foto de perfil -una de las más vendidas en la National Portrait Gallery de Londres-, mucha gente que no la leyó sabe quién es y a esto se agrega un verdadero hito: la obra Quién le teme a Virginia Woolf“, dice.

“También, leí para este trabajo la autobiografía de su marido Leonard Woolf, que son cinco tomos, muy interesantes. El comienza publicando novelas, y después se dedica a la política y a la editorial que fundan los dos (Hogarth Press) y da un paso al costado para ocuparse de la literatura de Virginia”, desliza.

El libro no elude las crisis depresivas de la escritora que la llevaron a ahogarse voluntariamente en el río Ouse, cerca de Monk`s House, el 28 de marzo de 1941. Crisis que están presentes en sus obras; en “La señora Dalloway”, “hay un personaje que tiene alucinaciones, tratado por los médicos de forma coercitiva y se termina matando”.

El tema de la sexualidad, analiza la autora, “no está explícito en ninguna obra, pero está presente también en todas como en Fin de viajeLa señora…Un cuarto propio o Noche y día“.

A pesar de las dos guerras mundiales -la primera dejó una marca muy fuerte en la pareja-, de pertenecer a un grupo con ideas pacifistas, y de pensar que los alemanes iban a invadir Inglaterra, los Woolf nunca dejaron de ir a las librerías, los museos, de hacer su vida”, comenta la biógrafa.

La finalidad del libro, resume, “fue integrar todo el rompecabezas que había reunido pero sin fijarla nunca, tratando de conocer a Virginia como uno se puede conocer a sí mismo, no del todo”.

“La vida es el desafío de intentar conocernos y conocer a los demás sin encasillamientos. Me impactó su vitalidad, la capacidad de trabajo y el gran disfrute tanto de su ciudad como del campo”.

“Virginia no estuvo nunca en una torre de cristal, estaba preocupada por lo social y la problemática de la mujer, tuvo crisis psiquiátricas aunque las superó y en ese sentido es un ejemplo en su intención de no querer fijar la verdad, ver las perspectivas múltiples y las distintas visiones de las situaciones… y el humor. Para mí es una maestra”, finaliza Chikiar Bauer.

RELATED ARTICLES

“El Llanto Veré”

“PLANETA LUNA”

DOCUMENTAL DE LA LUNA

“EL LLANTO VERÉ”

Centrado en el manto hace días,

en la posición del planeta luna,

os podéis imaginar,

todo lo que yo decía,…

“dejé de pensar en sí”…….

me encontré con mi mamá,

el Dr. Médico me mandó

tranquilidad en el pueblo…

debido a un golpe de calor,

asociado a mi problema físico,

casi me muero,el otro día….

ahora ya estoy bien,

me he reventado un grano

de la cara al lado de la nariz y…

ya respiro mejor..

lo demás lo tengo dominado…..

solo esperar las noches de agosto

ya más frias y noctámbulas.

Autor: José María Medina

“Inspiración Profunda”

“Inspiración Profunda”

En mi letargo mental
acurruco las sorpresas
del manantial hetero
suavizo la embergadura
de tantos sinsabores

En la lucha de los tiempos
no queda ni una paz encendida
que otorgue la mentira
de tantas vidas recortadas
con una compasión dormida

Como una mano que sospecha
del amanerado sonido
bocas cerradas y selladas
en espera del ultraje,
reconoce la muerte consavida

Como si de un letargo surgiera
de mis risas con el viento,
de tus sonidos cóncavos,
convexas salutaciones al sol,
mi espejo parece volar

Ante un esclavo risueño
de capa bondadoso,
malo eres sino descansas,
duermes con caballos,
te levantas con espejos

El tiempo no quita los recuerdos,
de la mente diluviana,
mis manos hacen el trabajo
de las mismas formas,segundos
finalmente aflora el recuerdo.

Autor: José María Medina